top of page
  • Miguel Angel Cardona

Prisa valiosa

Acabo de escuchar de un líder empresarial: "Ojalá siempre tengamos prisa". Y hace varios años, un rector mencionaba siempre en sus reuniones que le preocupaba el poco tiempo que tenía. Eso siempre lo proyectaba con una energía contagiosa para todos los que lo conocimos. Y sin duda su sentido de urgencia le hizo construir un legado imborrable para sus compañeros y alumnos. Estos dos puntos de vista sin duda refuerzan lo importante que es mantenernos activos y con un sentido de urgencia.

La prisa nos ayuda a mantenernos enfocados. Nos ayuda a sacar el máximo provecho del tiempo dado. Lo único que hay que cuidar de la prisa es que no nos haga descuidados. La prisa no quiere decir tomar atajos y olvidar los estándares que aseguran la calidad de nuestra entrega. Una prisa enfocada lleva el sentido de trabajar dentro de un marco de tiempo para maximizar la atención. Una prisa enfocada busca ser oportunos en el momento en que llegamos al cliente para agregarle el máximo valor posible.

Ojalá sigamos siempre ese consejo: Que siempre tengamos prisa y un sentido ardiente de aprovechar al máximo nuestro tiempo. Así lograremos aprovechar al máximo nuestro viaje en esta vida y construiremos legados imborrables y positivos para quienes nos acompañan.

Cadena de publicación 134/143

Image by Herbert Aust from Pixabay



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page