top of page
  • Miguel Angel Cardona

Alternativas ante una crisis

En los momentos de crisis tenemos dos opciones.

Podemos dejarnos llevar por las emociones.

Así, nos perderemos en el desahogo de nuestro ego y en el calor del momento.

Dejaremos marcas en los demás y nos cerraremos puertas.

Dañaremos nuestra reputación por la forma en la que reaccionamos, aunque nos asistiera la razón para haberlo hecho.

Desgastaremos nuestra energía y nuestra salud al permitir que el enojo nos secuestre llevándonos a decir y hacer cosas que con cabeza fría no dejaríamos pasar.

Y además, habremos perdido la oportunidad de alcanzar nuestros objetivos.


La otra opción es mantener nuestro autogobierno.

Es la opción más difícil pues implica no renunciar a nuestra consciencia.

Implica tener al frente siempre nuestro objetivo para decir y hacer aquello que sirva a nuestro propósito, aunque eso no sea lo que más satisfaga a nuestro ego.

Podemos usar palabras respetuosas pero firmes para exigir con ética y acercarnos a la solución.

Podemos demostrar que a pesar de un agravio, siempre buscamos construir y cuidar las relaciones que tenemos.

Podemos enseñar a otros que tomamos el camino más largo y el más complejo. Pero ese camino cuida nuestra reputación; cuida nuestra capacidad de conectar con los demás.

Ese camino demuestra que estamos dispuestos a siempre buscar soluciones que satisfagan los intereses de todos.

Demostramos que estamos dispuestos a ser la combinación óptima de razón y emoción para lograr un camino mejor.


Cadena de publicación 178/218



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page