top of page
  • Miguel Angel Cardona

Ser ejemplo

Si queremos saber que tan efectivos somos como líderes; basta un ejercicio muy sencillo. Revisemos la frecuencia y la intensidad del apego a los valores que estamos pidiendo a nuestro equipo. El termómetro de nuestra efectividad se basa en nuestras acciones de cada jornada. Por lo que si queremos ser mejores ejemplos; podemos empezar con cambios simples, notorios y perdurables:

  • Seamos los ejemplos de puntualidad que deseamos; esperemos en lugar de hacer esperar a otros.

  • Seamos los ejemplos de transparencia; estemos siempre abiertos en la comunicación con nuestro equipo para recibir lo mismo de ellos.

  • Seamos los que alimentamos nuestra mente y alma con nuevos conocimientos, para así potenciar el autodesarrollo de los demás.

  • Seamos los que compartimos nuestros logros y nuestros aprendizajes para que otros alcancen mejores alturas.

  • Seamos los más concentrados en nuestro trabajo para promover la consciencia y una mayor productividad

  • Seamos los más serviciales para que nuestro equipo defina por medio de nosotros la cordialidad y disposición con nuestros clientes.

La primera auditoría a nuestra empresa debe hacerse a nuestras propias vidas. Buscar la coherencia en nuestras acciones es lo que nos permitirá ser, por medio del ejemplo, el referente para transformar nuestras realidades.

Cadena de publicación 127/132

Image by Tumisu from Pixabay

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page