top of page
  • Miguel Angel Cardona

Incomodidad enfocada

Una de las mejores citas que he leído sobre la filosofía estoica dice "Si quieres tener un imperio, impera en ti". Es una idea poderosa porque no nos damos cuenta que nuestra capacidad de autogobierno es la que limita o amplifica nuestra capacidad de influencia. Si queremos inspirar y guiar a alguien, necesitamos inspirarnos y guiarnos por medio de la disciplina en un primer momento. Por ello, recordando a Ryan Holiday, uno de mis autores favoritos sobre este tema, creo que vale la pena reflexionar sobre como nos incomodamos proactiva e intencionalmente para crecer.

Si ponemos a nuestra mente de forma consciente al mando de nuestras rutinas, estaremos fortaleciendo nuestra voluntad y nuestra capacidad de sobreponernos a los retos. El madrugar, los baños de agua fría, el hacer ejercicio cuando no nos sentimos con el ánimo para ello son pequeñas pruebas para fortalecer nuestro sentido de misión. El emperador Marco Aurelio se cuestionaba en sus memorias si había venido al mundo para quedarse en cama cómodo o debería salir y cumplir su propósito. Ninguno de nosotros somos inmunes al cansancio físico y a las condiciones extenuantes de un determinado reto. Pero cada uno de nosotros tenemos el poder último que es el libre albedrío para templar nuestra resistencia y avanzar a pesar de las circunstancias.

De forma más moderna, uno de los mejores ejemplos de esta incomodidad enfocada que multiplica el logro es el ex marino y comando SEAL David Goggins. Este oficial retirado, también autor, es poseedor de un record Guinness y es el único miembro de las fuerzas armadas de su país en completar los entrenamientos para la fuerza de elite SEAL, cuerpo de Rangers de la Armada y el de la Fuerza Aérea para control táctico. Estos logros son más sorprendentes al considerar el trabajo mental y anímico que realizó para superar una niñez y juventud problemática. Goggins a lo largo de su libro Can't hurt me narra como el conectar con su por qué y hacer una evaluación consciente de lo que es capaz viendo hacia atrás en su trayectoria le permitió alcanzar estos logros excepcionales. Detrás de ellos hay horas de ejercicios, de compromiso y disciplina.

Con ejemplos como este creo que vale la pena invertir en nuestra incomodidad enfocada. Vale la pena decirle al cuerpo que nuestra mente y nuestra alma son los maestros que dictan el camino. Vale la pena salir más allá de lo cotidiano para enseñar a nuestro cuerpo que aquello a lo que nos comprometemos es prioritario y por lo tanto necesitamos su fuerza y capacidad a tope. Lo que encontraremos es que entre más nos incomodamos para expandir nuestros límites, más avanzaremos en hacer estas nuevas fronteras de desempeño algo cotidiano que nos permitirá maximizar nuestros logros en el tiempo.

Cadena de publicación 158/205

Imagen de Sasin Tipchai en Pixabay

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page