top of page
  • Miguel Angel Cardona

Incomodarte es crecer

¿Cómo te incomodas hoy? ¿Qué tan lejos de estacionas de la puerta para que tengas que caminar? ¿Qué peso extra llevas contigo para fortalecerte?


Estas preguntas buscan hacernos conscientes que en las acciones más comunes, podemos encontrar oportunidades para potenciar nuestra mejor versión.

Nuestro cerebro por medio de nuestros hábitos buscan mantenernos de la forma más cómoda posible. A nuestro cerebro le gusta lo conocido pues está programado para la preservación.


El problema de esta programación es que no explotamos todas nuestras capacidades si no nos alejamos de lo conocido. No descubrimos nuestra tolerancia a la frustración o al rechazo si no hacemos esa llamada de ventas. No nos damos cuenta de que tan efectivos somos comunicando si no nos anotamos a una oportunidad para ser conferencistas en un evento corporativo.


El incomodarnos es descubrir debilidades que podemos desarrollar tanto como talentos naturales que pueden acelerarnos. El costo de ese descubrimiento es un momento en el que no nos sintamos en control. El costo incluso es recibir una crítica. Pero podemos ver esos costos como regalos pues una crítica a tiempo nos da más perspectiva sobre lo que de otra forma serían puntos ciegos.


Por lo tanto, vale la pena buscar hoy y en todo momento el no sentirnos conformes, el no sentirnos cómodos para mantenernos en una constante senda de crecimiento.


Cadena de publicación 300 / 404

Imagen de StockSnap en Pixabay


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page