top of page
  • Miguel Angel Cardona

El líder es el primero en dar


 

Quiero seguir con las lecciones de la antigüedad que nos muestran grandes ejemplos de liderazgo.

El emperador Marco Aurelio no solamente fue el hombre más poderoso del mundo en su época.

También tuvo que probar su capacidad de manejo de crisis ante eventos de la naturaleza.

 

De acuerdo con Ryan Holiday, mi autor favorito en estoicismo, el emperador Marco Aurelio tuvo que enfrentar su propia pandemia, así como el mundo en 2020. La plaga Antonina, de acuerdo con National Geographic, cobró la vida del 10% de la población romana. Esto se tradujo en 5 millones de muertes a lo largo de 15 años. En este panorama tan grave, el emperador tomó decisiones para asegurar capacidad de acción para los ciudadanos.

 

Subastó el tesoro imperial para tener recursos al servicio de los ciudadanos. Por una parte, con esos recursos se construyeron piras para incineraciones en masa. E igualmente de esos fondos se pudo equipar mejor al ejército para hacer frente a invasiones bárbaras. El emperador no pensaba en la pompa y protocolo de su rol, sino en tener lo necesario para cumplir su misión de proteger al imperio. El emperador era el primero en dar un paso al frente para servir a los demás. Su ejemplo de disciplina y desprendimiento por un bien mayor, uno de los principios del estoicismo, será siempre recordado por su sobrenombre: El emperador filósofo.

 

Así como Marco Aurelio, seamos los primeros en servir. Cuando el líder da a los demás antes que a sí mismo, genera confianza y compromiso en los demás. De esta forma los líderes cumplirán ese rol que recomienda Simon Sinek, de comer al final. Y así, los colaboradores tendrán más confianza en él o en ella y más disposición a dar cabeza, corazón y manos por una causa.

 

Cadena de publicación 368 / 526

Imagen de G-tech en Pixabay



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page