top of page
  • Miguel Angel Cardona

Rendirse no es opción

Rendirse deja dormido el espíritu, lejos de su máximo potencial.

Rendirse apaga la esperanza en los equipos de trabajo y anula el compromiso de vivir de acuerdo a un código de valores.

Rendirse nos quita la oportunidad de tocar vidas de manera positiva, de construir un legado.

Rendirse es renunciar a todo lo que si tenemos para hacer realidad nuestras metas.

Rendirse es anular el agradecimiento por el maravilloso regalo de nuestra vida.

 

Rendirse nunca será una opción si queremos vivir a plenitud y si queremos desarrollar al máximo nuestro liderazgo.

 

Cadena de publicación 409 / 547

Imagen de Ichigo121212 en Pixabay



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page