top of page
  • Miguel Angel Cardona

Negocios admirables: CD Baby y sus pequeños valiosos detalles que conquistan

Hace varios años leí de Derek Sivers el libro Sigue tu pasión.

En este pequeño libro, este empresario y emprendedor narra la historia de CD Baby, la empresa que funda con la inquietud original de poder vender su disco, ya que él era músico en ese momento. Lo que empezó de manera casi casual se convirtió a la vuelta de 10 años en una empresa que facturaba 4 millones de dólares por mes.

 

Podríamos pensar que este crecimiento estuvo apalancado por la automatización y el comercio electrónico. El desarrollo clave de la compañía se da de 1998 al año 2008 en pleno auge del internet. Sin embargo, creo que estaríamos equivocados en solamente atribuir al mundo digital el crecimiento de esta interesante compañía.

 

Sivers siguió escribiendo junto con sus emprendimientos. Eventualmente tuvo 4 libros adicionales. El año pasado me topé con las obras en un solo volumen conjunto y recordando este interesante negocio por supuesto que llamaron mi atención. Sivers narra en Lo que tú quieras algunas de las lecciones de servicio que hicieron de CD Baby una compañía favorita en su industria.

 

Ya fuera desde mantener un nivel de atención consistente a cada músico independiente lo que impulsa su lealtad, hasta correos de agradecimiento por la compra con un brillante storytelling, todo en CD Baby deja huella. Incluso, llegaron a poner un reloj en cuenta regresiva en el portal para que los clientes supieran cuando saldría el siguiente envío de Fedex para asegurar entregas al día siguiente. Todos esos pequeños detalles no solo sorprenden y deleitan. Sin duda, estos ejemplos y otros más que recomiendo buscar en sus libros forman la leyenda de empresas comprometidas con el mejor servicio.

 

Cadena de publicación 407 / 545

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page