top of page
  • Miguel Angel Cardona

Legado: Construcción permanente

En nuestro día a día hay una tarea que siempre estará en progreso: La construcción de nuestra reputación, y un poco más allá, la construcción de nuestro legado.


Cada una de nuestras acciones demuestra nuestro criterio, nuestros valores y nuestra forma de analizar los problemas. Cada decisión que tomamos, sin importar sus efectos, será comentada por muchas más personas que las que podríamos imaginar. Si entendemos este efecto de onda, podremos ser más conscientes de como estamos reaccionando y procesando nuestros retos.


Jen Sincero, escritora, sugería en uno de sus libros: ¿Cómo te comportarías su supieras que te está observando la persona que más respetas en el mundo? Podríamos replantear la pregunta para colocar en ese rol de observación o auditoría a la persona que más amamos, o a la persona que más nos inspira como un modelo de conducta.

Cuando tenemos este sentido de observación que nos obliga a entregar mejores cuentas nos volvemos más disciplinados, más comprometidos. Queremos honrar a esa persona con lo mejor de nuestras acciones. No necesitamos tener a la persona inmediatamente a nuestro alcance. Podemos trabajar desde nuestra mente en definir a ese observador y trabajar con base a autogobernarnos de mejor forma.


Solo así, podremos superar algunas de las tentaciones cotidianas que nos hacen abandonar nuestra disciplina a la menor provocación. Pongamos la fotografía de ese observador u observadora en nuestra oficina. Cuando tengamos dudas sobre nuestro comportamiento, pensemos que nos gustaría que le dijeran a esa persona sobre nosotros. Pensemos en el legado que esa persona y otras más les gustaría recibir de nuestras acciones.


¿Hicimos mejoras en la vida de los demás? ¿Logramos que se descubrieran en mejores versiones que les ayudaron a crecer? ¿Fuimos consecuentes con nuestros valores ante una decisión difícil para mostrar la importancia de la ética en la profesión? Estas preguntas pueden guiarnos para dimensionar que siempre estamos construyendo nuestro legado. Y de nosotros depende que al final de nuestra historia estemos entregando un paisaje brillante, con frutos dulces y sustentables; o que entreguemos algo que no perdure pues no tomamos decisiones que sirvieran más allá de nuestro término de vida.


Cadena de publicación 305 / 408

Imagen de Pete Linforth en Pixabay



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page