top of page
  • Miguel Angel Cardona

La mejor definición de ética

El día de ayer, aprendí de uno de nuestros líderes institucionales la mejor definición de ética que he escuchado. Se construye a partir de las reglas con las que este concepto debe operar en lo personal y en lo profesional. Cada una de las palabras que nacen del acrónimo ÉTICA constituyen focos de acción del líder que multiplican su impacto positivo a largo plazo. Les comparto con gusto estos conceptos:

E - Empoderamiento

El líder debe ser un gran habilitador. Consciente de que no puede y no debe hacer todo por si mismo sino trabajar con y a través de otros; el líder debe enseñar tanto como promueve el autodescubrimiento de caminos en su equipo. En la medida que inspira confianza en otros y los empuja a asumir nuevos retos, forma equipos más autogestionados y resilientes.

T - Transparencia

El líder debe hablar con claridad y coherencia tanto de lo bueno como de lo malo. Debe ser la voz explícita ante cualquier riesgo o desviación de las mejores prácticas de la empresa. Recordemos que como líderes fijamos el estándar de lo aceptable y lo no aceptable en nuestros equipos. Nuestro carácter y decisiones se transfieren de forma inevitable tanto en lo verbal como en lo verbal. Debemos usar con sabiduría la transparencia.

I - Innovación

El líder que no reta a evolucionar, es un líder que condena a su organización o equipo a la irrelevancia. El líder debe ser el primer promotor de experimentos y aprendizajes. En la medida que el líder impulsa la mejora continua, la empresa se vuelve más responsiva para aprovechar mejor los cambios del entorno y de sus clientes. Para el líder, la innovación debe ser una obligación.

C - Colaboración

Conectado con el primer punto, la ética promueve la interdependencia y el reconocimiento. Si logramos más en equipo, esto implica también valorar las contribuciones de todos. Implica también el no permitir la saturación de ciertos miembros del equipo, a costa de otros. El líder promueve la inmersión total del equipo en la operación y la cohesión para ayudarse de forma proactiva haciendo más fuerte al grupo.

A - Adaptabilidad

Este último punto es transversal a los anteriores. El líder es camaleónico y debe promever flexibilidad mental, física y anímica en su equipo. La adaptabilidad genera la mayor competitividad a largo plazo. Genera organizaciones veloces y en las que constantemente fluye la retroalimentación. Es un elemento clave en el que la ética solamente debe enmarcar que nos adaptamos, sin violar nuestros principios y nuestros diferenciales.

Con esta nueva visión sobre la ética estoy seguro que podemos medir mejor nuestro impacto. Al mismo tiempo podemos tener un marco muy coherente para pedir de nuestros colaboradores la mejor versión de cada uno en estas cualidades. Hagamos que nuestras decisiones sirvan a estos conceptos y formaremos mejores equipos. Estos a su vez servirán mejor a nuestros clientes y representarán de mejor forma a nuestra organización.

Cadena de publicación 230 / 321

Imagen de Tumisu en Pixabay


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page