top of page
  • Miguel Angel Cardona

El trabajo más importante del líder

Hay un elemento en común a aquellos elementos que distinguen la gestión y resultados del líder. Detrás de la toma de decisiones, del lanzamiento de una visión, de la alineación de los miembros del equipo o de una negociación exitosa hay un hilo conductor: Siempre hay conversaciones.


Hace muchos años, un consultor colombiano dijo en un curso algo que se me quedó muy grabado: "Las empresas somos redes de conversaciones". No puedo estar más de acuerdo. Al conversar intercambiamos conocimiento, opiniones y perspectivas que nos ayudan a entender mejor la realidad.


Si no conversáramos, nos perderíamos la oportunidad de ser más empáticos y enriquecer nuestra personalidad con cada intercambio. Conversar es tan poderoso que nos permite entre otras cosas:

  • Generar un espacio oportuno de desahogo para contribuir al bienestar de un miembro del equipo.

  • Ampliar las opciones que veíamos sobre un problema para encontrar caminos más óptimos que no habíamos considerado antes.

  • Crear la vital confianza que debe darse entre miembros de un equipo para generar sinergia al encontrar valores y objetivos en común.

  • Inspirar y motivar a un miembro del equipo al hacerle ver el potencial y los logros que él o ella no están viendo por si mismos.

  • Corregir y reencausar de forma respetuosa para asegurar el crecimiento de un colaborador de manera contundente.

  • Analizar una situación de manera más integral lo que despierta nuestro potencial creativo con las innovaciones que podamos derivar de ello.

Por estas razones, vale la pena valorar y buscar siempre conversaciones significativas dentro y fuera de la organización. Vale la pena hacer de la conversación nuestra herramienta estratégica para movilizar mentes, manos y corazones.


Cadena de publicación 249 / 375

Imagen de StockSnap en Pixabay


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page