top of page
  • Miguel Angel Cardona

Dieta estratégica de información

El exceso de información y el tono de la misma puede contribuir a minar nuestro estado anímico y nuestra capacidad de foco. Sin duda, todos somos susceptibles a caer en la infoxicación, término que conocí hace algunos años para describir como la economía digital nos puede ahogar o envenenar sin la adecuada dosificación. Además, el ansia de información nos puede subir a un carrusel infinito de nuevos datos que más que abonar a nuestros objetivos, nos roben nuestro valioso tiempo sin que nos demos cuenta.

Debemos investigar y ser conscientes de nuestra realidad para entenderla; pero no para que nos evite estar avanzando en nuestros objetivos.

Debemos investigar para modelar nuestras opciones con nuestros recursos actuales; pero no para paralizarnos o asustarnos junto con nuestro equipo ante la constante turbulencia.

Debemos investigar para entender las implicaciones de los eventos a corto y largo plazo. Así aseguraremos nuestra preparación para responder adecuadamente y mantenernos adaptables.

Con estas ideas podemos adentrarnos de forma más consciente en el mar de la información y obtener los mejores provechos para nuestra carrera, nuestro equipo de trabajo y nuestra organización.

Cadena de publicación 155/179

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page